Los rituales tibetanos de iniciación están marcados por la superstición.

El primero de ellos, el nacimiento, consiste en visitar a la familia del recién nacido para darles la enhorabuena, a esta visita se le llama “bangse”, que significa “conjuro de la mala suerte”. La vista se realiza al tercer o cuarto día del nacimiento. La familia, amigos y vecinos son los visitantes y llevan regalos, comida y ropa para el bebe y los muestran sus mejores deseos para toda la familia.

Para la ceremonia del bautizo se puede invitar a un buda para que haga él la bendición. También es que cuando le ponen nombre al bebe, nombre seleccionado cuidadosamente, para que sea favorable con lo que marca la  astrología.

Cuando el bebe cumple un mes, practican el ritual de la primera salida. Consiste en que la madre lleve a su hijo al templo de Buda. Por el camino, al bebe se le unta la nariz con hollín, cogido previamente de un cazo de la cocina. Así, el niño quedara conjurado y oculto a las miradas diabólicas.

1 Comentario
  1. Alejandro 4 meses

    que costumbres tan curiosas, mira que huntarle la nariz al bebe!! jejej

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 Tarot de Nené Todos los derechos reservados.

Contacta con nosotros

Ahora mismo no estamos conectados pero puedes mandarnos un email a contacto@tarotdenene.com y nos pondremos en contacto contigo tan pronto como recibamos tus comentarios. Un beso de Nené y su equipo.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?